Archivos de la categoría Acupuntura

Acupuntura: una técnica más en manos de los fisioterapeutas

Ésta será la primera de una serie de entradas dedicadas a la acupuntura como técnica válida para un tratamiento más eficaz de los pacientes que llegan a nuestras manos –y nunca mejor dicho. Os recuerdo que en caso de tener alguna duda, solicitar aclaraciones acerca de alguno de los puntos de esta entrada o desear hacer alguna propuesta relacionada con éste o con otro tema, podéis dirigiros al e-mail: info@mtcfisio.com o bien dejar algún comentario bajo el artículo y os responderé encantada. Recordad que este blog es más vuestro que mío –o al menos ésa es mi intención.

DEFINICIÓN DE ACUPUNTURA: LOS ORÍGENES

La acupuntura es una técnica de tratamiento integrada en la medicina tradicional china que consiste en la manipulación de agujas y/o moxas para prevenir o tratar diversos trastornos. Nosotros llamaríamos a estos trastornos enfermedades, patologías, síntomas…. Los orientales –chinos, japoneses y vietnamitas considerarían estos trastornos como bloqueos y desequilibrios energéticos. De este modo, con las agujas y las moxas no se pretende únicamente eliminar el dolor o la desaparición de los síntomas, sino que además se busca la autorregulación del sistema. La palabra acupuntura hace referencia exclusiva a la inserción y manejo de agujas en puntos concretos con una finalidad preventiva y/o curativa, pero esta disciplina de la medicina tradicional china incluye además la moxibustión, consistente en la estimulación térmica de puntos de acupuntura mediante la combustión de la planta llamada artemisa (artemisia vulgaris), recibiendo las preparaciones deempleadas (cigarros, borra o artemisa prensada) el nombre de moxas. Esta técnica de tratamiento está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (Oms).

Se acepta que la acupuntura se originó en China aproximadamente en el año 3500 antes de Cristo, aunque podría ser incluso anterior, ya que se han encontrado agujas de acupuntura prehistóricas talladas en sílex, jade, hueso, bambú y cerámica; con el descubrimiento de los metales comenzaron a fabricarlas en oro, plata y cobre –las primeras agujas de metal localizadas se hallaban en una tumba datada en el siglo II antes de Cristo. Desde China la acupuntura se extiende por Oriente, teniendo especial araigo en Japón, Corea y Vietnam.

La acupuntura comienza a tener un conjunto de conocimientos propio y separado del chamanismo entre los años 221 antes de Cristo y 220 después de Cristo, apareciendo en esta época los primeros tratados escritos y sobre los que se basa el conocimiento actual (el más popular de éstos es el “Nei Jing”, libro en que se relatan las conversaciones del Emperador Amarillo con sus médicos y cuyo fundamento es puramente energético. Durante esta época se desarrollan también las cartografías de los doce meridianos principales que constituyen en la actualidad la base anatómica de la acupuntura, así como libros que analizan el empleo de remedios fitoterápicos, pautas higiénicas, etc., como medios para evitar la aparición de enfermedades o disfunciones y la curación de las mismas una vez instauradas. A los occidentales llega la acupuntura a través de los jesuitas y de la diplomacia francesa, que importa estos conocimientos adquiridos gracias a los intercambios científicos y culturales surgidos durante la colonización por parte de los franceses y durante los intentos evangelizadores de los misioneros.

¿quién puede ejercer la acupuntura?

La actual legislación permite a fisioterapeutas, diplomados en enfermería y médicos utilizar esta técnica siempre que tengan formación específica para llevar a cabo esta práctica. Es necesario observar que los fisioterapeutas empleamos esta técnica generalmente con la intención de disminuir rigidez muscular, aliviar el dolor, etc., dado que a la mayoría se nos ofrece formación para alcanzar estos objetivos y no otros –un médico de centro de salud puede curar una pequeña herida y dar unos puntos pero no puede llevar a cabo probablemente una intervención neurológica grave-, en caso de requerir un tratamiento exclusivamente acupuntural y buscar algo más que el alivio del dolor y/o el control de otros procesos relacionados con el movimiento en general, siempre será recomendable acudir a un médico acupuntor o a un profesional de la salud que haya cursado estudios de medicina tradicional china o que se haya especializado en acupuntura. El empleo de la acupuntura como técnica complementaria de tratamiento por parte de los fisioterapeutas está respaldada, además de por una serie de trabajos publicados al respecto, por las siguientes normas:

  • RD1001/2002, Boe 240 de 9 de octubre de 2002 en su artíclo 2 sobre las funciones de los fisioterapeuta.
  • El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España y muchos colegios de fisioterapeutas a título individual, entre los cuáles se encuentra el de Andalucía, apoyan la práctica de la acupuntura por los fisioterapeutas (26/10/2004).
  • El Ministerio de Sanidad y Consumo, al hablar de la acupuntura, indica que la pueden ejercer los fisioterapeutas, así como los enfermeros y médicos en base a su preparación en este campo, tanto en los programas formativos de dichas titulaciones como en postgrados debidamente acreditados (22/06/2005). Asimismo, en reunión mantenida entre representantes de la asociación Sociedad Científica para el Estjudio de las Terapias Complementarias Aplicadas a la Fisioterapia (Sociotecfis), miembros del I.C.P.F.A., representantes sindicales y representantes del Ministerio de Sanidad y Consumo, éstos últimos afirmaron que “los fisioterapeutas pueden ofrecer dentro de su cartera de servicios tratamientos de acupuntura o cualquier otra técnica para la que le capacite su currículo académico y competencias profesionales atribuídas por el ordenamiento jurídico vigente.”
  • La ficha técnica de propuesta de título de grado según RD55/2005 de 31 de enero, en la que afecta al título de fisioterapeuta y dentro de los contenidos comunes se incluye la materia Métodos Específicos de Intervención en Fisioterapia, que debe incluir obligatoriamente métodos específicos ortopédicos y técnicas terapéuticas reflejas, alternativas y/o complementarias.

MECANISMO DE ACCIÓN

Podemos buscar explicaciones acerca del modo de actuar de la acupuntura desde dos enfoques claramente diferenciados, medicina tradicional china –aunque habría que referirse a tradiciones orientales en general- y medicina occidental. A continuación intentaremos analizar brevemente ambos avordajes:

  • Medicina tradicional china (MTC): según esta concepción médica, el organismo se rige por el movimiento de diferentes tipos de energía que se trasladan por unos canales denominados meridianos. Un exceso de energía en unos puntos o un defecto de la misma en otros podríaproducir desequilibrios, conduciendo los mismos a enfermedad –versión muy simplificada de la teoría, evidentemente. Por tanto la salud en su más amplio sentido se obtiene busfcando el equilibrio energético y la acupuntura es una técnica de las muchas que permiten alcanzar o perseguir ese equilibrio. En otro artítículo hablaremos de los diferentes tipos de energía, de los canales por los que circulan y de sus interacciones, así como acerca de la medicina tradicional china y sus diferentes técnicas.
  • Medicina occidental: la inserción y manipuolación de agujas consigue activar la liberación de opiáceos producidos por el propio sistema nervioso (beta-endorfinas), además de interactuar con otras sustancias como las encefalinas (mecanismo del dolor, la serotonina, acetilcolina, etc. Todas estas sutstancias intervienen en procesos tan variados como el alivio del dolor, la ansiedad, la depresión, mecanismo de inflamación, regeneración… La demostración de que estos efectos se observan en estudios científicos han aumentado la respetabilidad de la acupuntura en Occidente.

Es evidente –como hemos visto antes- que la acupuntura aumenta y/o disminuye la liberación de algunas sustancias químicas relacionadas con el sistema nervioso central y periférico, sistema inmunitario, etc. Por tanto, existen fármacos que pueden limitar o impedir sus efectos -drogas, fármacos que actúan de manera directa sobre el sistema nervioso y, sobre todo, aquellos fármacos que anulan la acción acciones de opiáceos naturales y artificiales. Por ello es posible que vuestros acupuntores y/o fisioterapeutas os pregunten por los fármacos utilizados si no obtiene los beneficios esperados. Nunca deberéis dejar vuestra medicación, ya que ha sido prescrita por un facultativo, pero comprended que existen situaciones en las que la acupuntura pierde eficacia o ésta disminuye por dichas interacciones, hecho del que debéis ser advertidos por el profesional que proponga el tratamiento si fuese necesario.

INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES DE LA ACUPUNTURA

Existen situaciones en que no se debe recibir acupuntura. Éstas son las más importantes

  • Embarazo: no debe emplearse acupuntura en los cuatro primeros meses de gestación y deberán tomarse las precauciones necesarias durante los meses siguientes, ya que el uso de acupuntura puede promover las contracciones uterinas. El acupuntor –sea cual sea su nivel de conocimiento de medicina tradicional china- sabe qué puntos no deben emplearse en esta situación, así que no tengáis miedo si os proponen el tratamiento conociendo vuestra situación.
  • exceso de excitación por consumo de drogas que actúan sobre sistema nervioso: embriaguez, excitación por consumo de cocaína, etc.
  • Malestar general: fiebre elevada, hipertensión arterial… Existen tratamientos para intentar paliar algunos de éstos síntomas, pero no sería aplicable un tratamiento destinado a otro fin.
  • Estados de ansiedad, cólera, etc.
  • Negativa del paciente, miedo intenso a la técnica, pánico, etc.

Podemos utilizar la acupuntura en multitud de situaciones: depresión, ansiedad, estrés, dolor crónico y agudo, inflamación articular, contracturas musculares, dolores de cabeza, dolor articular en general, etc. Se experimenta su uso empleando técnicas como la electroacupuntura –estimulación eléctrica de puntos acupunturales- en el alivio del dolor durante el parto, la estracción de pizas dentales y otras muchas situaciones. También se utiliza como ayuda para el alivio de síntomas en enfermedades como la tuberculosis, el cáncer, etc. Es conocido su uso para aliviar la ansiedad y aumentar la eliminación de líquidos durante dietas de adelgazamiento o para dejar hábitos poco saludables como fumar. Sin embargo, es necesario recordaros que no todas las posibilidades de la acupuntura pueden ser empleadas por todos los profesionales que la utilizan –como ya expuse al principio de esta entrada del blog.

FORMAS DE APLICACIÓN DE ACUPUNTURA Y OTRAS TÉCNICAS AFINES

Existen varias fórmulas para aplicar acupuntura y mecanismos diversos para estimular los puntos de acupuntura –lumínicos, térmicos, mecánicos, eléctricos, etc. Algunas de estas fórmulas y mecanismos son:

ACUPUNTURA TRADICIONAL CHINA:
con un fundamento energético y una concepción completamente diferente de los mecanismos que producen la enfermedad y que permiten la sanación. Se emplean agujas y pueden acompañarse o no de moxas –de hecho, existen puntos que no permiten el uso de agujas y sí de moxas y viceversa.
NEUROACUPUNTURA:
intenta mezclar los conocimientos de acupuntura tradicional con el mapa nervioso humano (esta forma de explicarlo es muy limitada, pero ya dedicaré a esta forma de acupuntura algún artículo). Su única intención es el alivio sintomático del dolor y permite que el paciente se enfrente al tratamiento fisioterápico con más calma al sufrir un menor dolor. No existen demasiados estudios al respecto y es un uso de la acupuntura que aún está en proceso de validación científica, aunque quienes emplean esta fórmula de tratamiento consideran que la experiencia acredita su uso.
AURICULOTERAPIA:
consiste en el tratamiento mediante inserción de agujas en la oreja. Si bien ya en el “Nei Jing” existen referencias a esta práctica, su mayor desarrollo se lleva a cabo en Francia gracias al neurofisiólogo Paull Nogier. También se pueden utilizar elementos para presionar o estimular puntos de acupuntura durante un período de tiempo mayor –semillas, pequeñas esferas de plástico, metal, imantadas, chinchetas coreanas, etc.

ALGUNAS FÓRMULAS PARA ESTIMULAR PUNTOS DE ACUPUNTURA SIN AGUJAS O A TRAVÉS DE LAS MISMAS

LASERPUNTURA:
empleo del láser sobre puntos de acupuntura.
ELECTROACUPUNTURA:
estimulación eléctrica de puntos de acupuntura mediante la conexión de electrodos a agujas previamente insertadas en puntos del sistema de meridianos de acupuntura tradicional, de neuroacupuntura o auriculoterapia.
DIGITOPUNTURA:
estimulación de puntos de acupuntura con los dedos. Algunos sistemas de terapia manual orientales incluyen la digitopuntura entre sus técnicas de trabajo.

En resumen, estamos ante una técnica de milenios de historia aunque de reciente uso en Occidente, una herramienta eficaz y que no interfiere negativamente con los tratamientos convencionales utilizados en nuestra medicina y que merece la pena probar por sus grandes beneficios y mínimas complicaciones –prácticamente nincuna si se utiliza de manera adecuada y si existe buena comunicación y confianza entre terapeuta y paciente.

Bibliografía

  • Armenta,J. Antonio, Navas, Germán, Palomo Molina, M: Conceptos básicos de acupuntura aplicada. Moraleja de en Medio, Madrid. IPFA, noviembre 2006.
  • Susman, j. David. Acupuntura teoría y práctica. Buenosaires, Kier, 1976.
  • Álvarez Martínez, Javier. La acupuntura en la historia. Historia de la acupuntura

Sigue leyendo Acupuntura: una técnica más en manos de los fisioterapeutas