Archivos mensuales: noviembre 2013

Acupuntura: una técnica más en manos de los fisioterapeutas

Ésta será la primera de una serie de entradas dedicadas a la acupuntura como técnica válida para un tratamiento más eficaz de los pacientes que llegan a nuestras manos –y nunca mejor dicho. Os recuerdo que en caso de tener alguna duda, solicitar aclaraciones acerca de alguno de los puntos de esta entrada o desear hacer alguna propuesta relacionada con éste o con otro tema, podéis dirigiros al e-mail: info@mtcfisio.com o bien dejar algún comentario bajo el artículo y os responderé encantada. Recordad que este blog es más vuestro que mío –o al menos ésa es mi intención.

DEFINICIÓN DE ACUPUNTURA: LOS ORÍGENES

La acupuntura es una técnica de tratamiento integrada en la medicina tradicional china que consiste en la manipulación de agujas y/o moxas para prevenir o tratar diversos trastornos. Nosotros llamaríamos a estos trastornos enfermedades, patologías, síntomas…. Los orientales –chinos, japoneses y vietnamitas considerarían estos trastornos como bloqueos y desequilibrios energéticos. De este modo, con las agujas y las moxas no se pretende únicamente eliminar el dolor o la desaparición de los síntomas, sino que además se busca la autorregulación del sistema. La palabra acupuntura hace referencia exclusiva a la inserción y manejo de agujas en puntos concretos con una finalidad preventiva y/o curativa, pero esta disciplina de la medicina tradicional china incluye además la moxibustión, consistente en la estimulación térmica de puntos de acupuntura mediante la combustión de la planta llamada artemisa (artemisia vulgaris), recibiendo las preparaciones deempleadas (cigarros, borra o artemisa prensada) el nombre de moxas. Esta técnica de tratamiento está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (Oms).

Se acepta que la acupuntura se originó en China aproximadamente en el año 3500 antes de Cristo, aunque podría ser incluso anterior, ya que se han encontrado agujas de acupuntura prehistóricas talladas en sílex, jade, hueso, bambú y cerámica; con el descubrimiento de los metales comenzaron a fabricarlas en oro, plata y cobre –las primeras agujas de metal localizadas se hallaban en una tumba datada en el siglo II antes de Cristo. Desde China la acupuntura se extiende por Oriente, teniendo especial araigo en Japón, Corea y Vietnam.

La acupuntura comienza a tener un conjunto de conocimientos propio y separado del chamanismo entre los años 221 antes de Cristo y 220 después de Cristo, apareciendo en esta época los primeros tratados escritos y sobre los que se basa el conocimiento actual (el más popular de éstos es el “Nei Jing”, libro en que se relatan las conversaciones del Emperador Amarillo con sus médicos y cuyo fundamento es puramente energético. Durante esta época se desarrollan también las cartografías de los doce meridianos principales que constituyen en la actualidad la base anatómica de la acupuntura, así como libros que analizan el empleo de remedios fitoterápicos, pautas higiénicas, etc., como medios para evitar la aparición de enfermedades o disfunciones y la curación de las mismas una vez instauradas. A los occidentales llega la acupuntura a través de los jesuitas y de la diplomacia francesa, que importa estos conocimientos adquiridos gracias a los intercambios científicos y culturales surgidos durante la colonización por parte de los franceses y durante los intentos evangelizadores de los misioneros.

¿quién puede ejercer la acupuntura?

La actual legislación permite a fisioterapeutas, diplomados en enfermería y médicos utilizar esta técnica siempre que tengan formación específica para llevar a cabo esta práctica. Es necesario observar que los fisioterapeutas empleamos esta técnica generalmente con la intención de disminuir rigidez muscular, aliviar el dolor, etc., dado que a la mayoría se nos ofrece formación para alcanzar estos objetivos y no otros –un médico de centro de salud puede curar una pequeña herida y dar unos puntos pero no puede llevar a cabo probablemente una intervención neurológica grave-, en caso de requerir un tratamiento exclusivamente acupuntural y buscar algo más que el alivio del dolor y/o el control de otros procesos relacionados con el movimiento en general, siempre será recomendable acudir a un médico acupuntor o a un profesional de la salud que haya cursado estudios de medicina tradicional china o que se haya especializado en acupuntura. El empleo de la acupuntura como técnica complementaria de tratamiento por parte de los fisioterapeutas está respaldada, además de por una serie de trabajos publicados al respecto, por las siguientes normas:

  • RD1001/2002, Boe 240 de 9 de octubre de 2002 en su artíclo 2 sobre las funciones de los fisioterapeuta.
  • El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España y muchos colegios de fisioterapeutas a título individual, entre los cuáles se encuentra el de Andalucía, apoyan la práctica de la acupuntura por los fisioterapeutas (26/10/2004).
  • El Ministerio de Sanidad y Consumo, al hablar de la acupuntura, indica que la pueden ejercer los fisioterapeutas, así como los enfermeros y médicos en base a su preparación en este campo, tanto en los programas formativos de dichas titulaciones como en postgrados debidamente acreditados (22/06/2005). Asimismo, en reunión mantenida entre representantes de la asociación Sociedad Científica para el Estjudio de las Terapias Complementarias Aplicadas a la Fisioterapia (Sociotecfis), miembros del I.C.P.F.A., representantes sindicales y representantes del Ministerio de Sanidad y Consumo, éstos últimos afirmaron que “los fisioterapeutas pueden ofrecer dentro de su cartera de servicios tratamientos de acupuntura o cualquier otra técnica para la que le capacite su currículo académico y competencias profesionales atribuídas por el ordenamiento jurídico vigente.”
  • La ficha técnica de propuesta de título de grado según RD55/2005 de 31 de enero, en la que afecta al título de fisioterapeuta y dentro de los contenidos comunes se incluye la materia Métodos Específicos de Intervención en Fisioterapia, que debe incluir obligatoriamente métodos específicos ortopédicos y técnicas terapéuticas reflejas, alternativas y/o complementarias.

MECANISMO DE ACCIÓN

Podemos buscar explicaciones acerca del modo de actuar de la acupuntura desde dos enfoques claramente diferenciados, medicina tradicional china –aunque habría que referirse a tradiciones orientales en general- y medicina occidental. A continuación intentaremos analizar brevemente ambos avordajes:

  • Medicina tradicional china (MTC): según esta concepción médica, el organismo se rige por el movimiento de diferentes tipos de energía que se trasladan por unos canales denominados meridianos. Un exceso de energía en unos puntos o un defecto de la misma en otros podríaproducir desequilibrios, conduciendo los mismos a enfermedad –versión muy simplificada de la teoría, evidentemente. Por tanto la salud en su más amplio sentido se obtiene busfcando el equilibrio energético y la acupuntura es una técnica de las muchas que permiten alcanzar o perseguir ese equilibrio. En otro artítículo hablaremos de los diferentes tipos de energía, de los canales por los que circulan y de sus interacciones, así como acerca de la medicina tradicional china y sus diferentes técnicas.
  • Medicina occidental: la inserción y manipuolación de agujas consigue activar la liberación de opiáceos producidos por el propio sistema nervioso (beta-endorfinas), además de interactuar con otras sustancias como las encefalinas (mecanismo del dolor, la serotonina, acetilcolina, etc. Todas estas sutstancias intervienen en procesos tan variados como el alivio del dolor, la ansiedad, la depresión, mecanismo de inflamación, regeneración… La demostración de que estos efectos se observan en estudios científicos han aumentado la respetabilidad de la acupuntura en Occidente.

Es evidente –como hemos visto antes- que la acupuntura aumenta y/o disminuye la liberación de algunas sustancias químicas relacionadas con el sistema nervioso central y periférico, sistema inmunitario, etc. Por tanto, existen fármacos que pueden limitar o impedir sus efectos -drogas, fármacos que actúan de manera directa sobre el sistema nervioso y, sobre todo, aquellos fármacos que anulan la acción acciones de opiáceos naturales y artificiales. Por ello es posible que vuestros acupuntores y/o fisioterapeutas os pregunten por los fármacos utilizados si no obtiene los beneficios esperados. Nunca deberéis dejar vuestra medicación, ya que ha sido prescrita por un facultativo, pero comprended que existen situaciones en las que la acupuntura pierde eficacia o ésta disminuye por dichas interacciones, hecho del que debéis ser advertidos por el profesional que proponga el tratamiento si fuese necesario.

INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES DE LA ACUPUNTURA

Existen situaciones en que no se debe recibir acupuntura. Éstas son las más importantes

  • Embarazo: no debe emplearse acupuntura en los cuatro primeros meses de gestación y deberán tomarse las precauciones necesarias durante los meses siguientes, ya que el uso de acupuntura puede promover las contracciones uterinas. El acupuntor –sea cual sea su nivel de conocimiento de medicina tradicional china- sabe qué puntos no deben emplearse en esta situación, así que no tengáis miedo si os proponen el tratamiento conociendo vuestra situación.
  • exceso de excitación por consumo de drogas que actúan sobre sistema nervioso: embriaguez, excitación por consumo de cocaína, etc.
  • Malestar general: fiebre elevada, hipertensión arterial… Existen tratamientos para intentar paliar algunos de éstos síntomas, pero no sería aplicable un tratamiento destinado a otro fin.
  • Estados de ansiedad, cólera, etc.
  • Negativa del paciente, miedo intenso a la técnica, pánico, etc.

Podemos utilizar la acupuntura en multitud de situaciones: depresión, ansiedad, estrés, dolor crónico y agudo, inflamación articular, contracturas musculares, dolores de cabeza, dolor articular en general, etc. Se experimenta su uso empleando técnicas como la electroacupuntura –estimulación eléctrica de puntos acupunturales- en el alivio del dolor durante el parto, la estracción de pizas dentales y otras muchas situaciones. También se utiliza como ayuda para el alivio de síntomas en enfermedades como la tuberculosis, el cáncer, etc. Es conocido su uso para aliviar la ansiedad y aumentar la eliminación de líquidos durante dietas de adelgazamiento o para dejar hábitos poco saludables como fumar. Sin embargo, es necesario recordaros que no todas las posibilidades de la acupuntura pueden ser empleadas por todos los profesionales que la utilizan –como ya expuse al principio de esta entrada del blog.

FORMAS DE APLICACIÓN DE ACUPUNTURA Y OTRAS TÉCNICAS AFINES

Existen varias fórmulas para aplicar acupuntura y mecanismos diversos para estimular los puntos de acupuntura –lumínicos, térmicos, mecánicos, eléctricos, etc. Algunas de estas fórmulas y mecanismos son:

ACUPUNTURA TRADICIONAL CHINA:
con un fundamento energético y una concepción completamente diferente de los mecanismos que producen la enfermedad y que permiten la sanación. Se emplean agujas y pueden acompañarse o no de moxas –de hecho, existen puntos que no permiten el uso de agujas y sí de moxas y viceversa.
NEUROACUPUNTURA:
intenta mezclar los conocimientos de acupuntura tradicional con el mapa nervioso humano (esta forma de explicarlo es muy limitada, pero ya dedicaré a esta forma de acupuntura algún artículo). Su única intención es el alivio sintomático del dolor y permite que el paciente se enfrente al tratamiento fisioterápico con más calma al sufrir un menor dolor. No existen demasiados estudios al respecto y es un uso de la acupuntura que aún está en proceso de validación científica, aunque quienes emplean esta fórmula de tratamiento consideran que la experiencia acredita su uso.
AURICULOTERAPIA:
consiste en el tratamiento mediante inserción de agujas en la oreja. Si bien ya en el “Nei Jing” existen referencias a esta práctica, su mayor desarrollo se lleva a cabo en Francia gracias al neurofisiólogo Paull Nogier. También se pueden utilizar elementos para presionar o estimular puntos de acupuntura durante un período de tiempo mayor –semillas, pequeñas esferas de plástico, metal, imantadas, chinchetas coreanas, etc.

ALGUNAS FÓRMULAS PARA ESTIMULAR PUNTOS DE ACUPUNTURA SIN AGUJAS O A TRAVÉS DE LAS MISMAS

LASERPUNTURA:
empleo del láser sobre puntos de acupuntura.
ELECTROACUPUNTURA:
estimulación eléctrica de puntos de acupuntura mediante la conexión de electrodos a agujas previamente insertadas en puntos del sistema de meridianos de acupuntura tradicional, de neuroacupuntura o auriculoterapia.
DIGITOPUNTURA:
estimulación de puntos de acupuntura con los dedos. Algunos sistemas de terapia manual orientales incluyen la digitopuntura entre sus técnicas de trabajo.

En resumen, estamos ante una técnica de milenios de historia aunque de reciente uso en Occidente, una herramienta eficaz y que no interfiere negativamente con los tratamientos convencionales utilizados en nuestra medicina y que merece la pena probar por sus grandes beneficios y mínimas complicaciones –prácticamente nincuna si se utiliza de manera adecuada y si existe buena comunicación y confianza entre terapeuta y paciente.

Bibliografía

  • Armenta,J. Antonio, Navas, Germán, Palomo Molina, M: Conceptos básicos de acupuntura aplicada. Moraleja de en Medio, Madrid. IPFA, noviembre 2006.
  • Susman, j. David. Acupuntura teoría y práctica. Buenosaires, Kier, 1976.
  • Álvarez Martínez, Javier. La acupuntura en la historia. Historia de la acupuntura

Sigue leyendo Acupuntura: una técnica más en manos de los fisioterapeutas

Bancos de tiempo: confiando, compartiendo y creando una sociedad en red

Si ahora mismo preguntamos a cualquier individuo mayor de trece años qué es un banco, seguro que alguna definición surge y que ésta se aproxima a la real con matices positivos o negativos según la experiencia del sujeto con este tipo de entidades. Podemos decir que un banco es una empresa que se encarga de captar recursos monetarios en forma de depósito, de suministrar servicios financieros y prestar dinero –seguro que alguna criatura pensará ahoramismo lo mismo que yo, que también se encargan de especular con los recursos monetarios para de este modo hacerse ricos a nuestra costa y sin escrúpulos, incluso llevándonos sin pudor a la actual crisis económica cogiditos de la mano, pero actualmente estas connotaciones bien extendidas en la sociedad que habitamos no se recogen de manera oficial en las definiciones, que como tales deben ser asépticas y sin tinte positivo o negativo alguno.
Ahora vamos a las siguientes preguntas, que para ser sincera me planteé yo misma el sábado pasado cuando una gran amiga me propuso ir a conocer un mercadillo en que se pagaba con una moneda virtual: ¿qué es un banco de tiempo? ¿En qué se basa? ¿Cómo funciona este sistema conocido también como intercambio social?
Un banco de tiempo es un sistema de intercambio de servicios y/o bienes de consumo por tiempo. Se cambian servicios por servicios o favores por favores. El sistema presenta importantes ventajas respecto a el sistema económico actualmente vigente:

  • Permite fomentar las relaciones sociales y la igualdad entre diferentes estratos económicos.
  • El uso de este tipo de sistema no convencional permite solucionar problemas de la economía de mercado actual: es impensable en estos días semejante cambio de paradigma, pero la creación de este mercado alternativo o sistema económico complementario puere mejorar las condiciones de vida en una comunidad, su calidad humana, etc.
  • Dados los recortes en bienestar social que cada día nos van limitando el acceso a determinados servicios, ésta es una fórmula de cubrir las necesidades no atendidas por los servicios sociales y que no pueden ser alcanzadas mediante el uso del dinero convencional por carecer los individuos de una cantidad suficiente del mismo.

En los intercambios sociales se utiliza una unidad mmonetaria basada en el tiempo y que en cada comunidad recibe un nombre –la pita, en almería, consiste en seis minutos de tiempo, de modo que una hora de trabajo equivale a diez pitas. El funcionamiento del sistema es sencillo:

  • El ciudadano se inscribe en uno de los muchos bancos de tiempo (sistemas de intercambio social, crédito social…) actualmente existentes a través de internet o en algún punto informativo que estas estructuras creen ocasional o periódicamente. Al inscribirse cada individuo debe ofrecer aquello que está dispuesto a aportar y darle un valor basado en el tiempo, facilitando algún medio de contacto para permitir la relación con los demás integrantes de la comunidad.
  • Con el usuario y la clave proporcionados por el sistema, cada persona puede consultar las ofertas expuestas por los demás y solicitar alguno de estos servicios.
  • El demandante y el prestador del servicio o proveedor de productos entran en contacto y se ponen de acuerdo en cómo y cuándo llevar a cabo el intercambio.
  • Una vez éste se ha producido, ambas partes hacen constar en el sistema informático que la operación se ha llevado a cabo con éxito. Desde este momento quien presta el servicio cuenta con unidades de tiempo para “gastar” dentro del sistema solicitando algún servicio que no tiene por qué estar relacionado con aquél a quien prestó sus servicios y el receptor está “en deuda con el sistema”, salvo que haya acumulado tiempo por haber prestado a su vez servicios a la comunidad.

Vamos a poner algunos ejemplos prácticos de qué podemos ofrecer y qué podemos recibir en una comunidad de intercambio o en un banco de tiempo para ilustrar tanta palabrería:

  • Yo soy fisioterapeuta y decido ofrecer tratamientos de una hora aproximada de duración. Teniendo en cuenta que cada seis minutos en el sistema de intercambios en Almería equivale a una pita, una hora de trabajo –ya sea de un fisioterapeuta, un fontanero o un profesor- equivale a diez pitas. De este modo, si alguien solicita mi servicio yo paso a tener diez pitas que puedo invertir en la hora de trabajo de otro profesional cualquiera –un electricista, un fontanero, un albañil, una niñera, un cuidador, alguien para que me ayude con algo que yo no pueda hacer, un conductor,etc. Evidentemente debo ganarme la vida y no puedo atender sólo a pacientes del banco de tiempo por razones obvias (la hipoteca no la puedo pagar en términos de tiempo), pero me es posible atender a una proporción razonable de personas integradas en estas comunidades y beneficiarme de los intercambios -¿cuánto oscobró la última vez el técnico del electrodoméstico averiado, el fontanero, el albañil que os puso unos azulejos o un montador de cocinas?
  • Imaginemos ahora que yo no tengo tiempo para preparar una cena y tengo un compromiso familiar o una cena romántica. Podría hacer dos cosas: pedir la cena a un restaurante y/o cattering o solicitar en el banco de tiempo a alguien que sepa cocinar y que haya ofrecido el servicio para que me ayude o para que directamente lo haga en mi propia cocina con los ingredientes que yo haya comprado.
  • Estoy estudiando inglés y necesitaría a alguien que tuviese conocimientos más avanzados –ya sea por ser nativo o por tener formación en el tema que le acredite para enseñar- que me eche una mano con la peliaguda conversación. Puedo recurrir al banco temporal y solicitar los servicios de una persona que se haya ofrecido para ello.
  • Soy una experta –o al menos disfruto mucho- decorando con fondán o preparando cupkakes, mufings, etc. Ofrezco en el banco de tiempo dos opciones: cocinar en tu casa semejantes delicias para poder preparar una fiesta memorable o enseñar a quien lo pida en una serie de sesiones los secretos que conozco en repostería.

¿A que la idea es interesante y abre un sinfín de posibilidades? No sólo tiene las ventajas anteriormente referidas, sino que además permite que una persona pueda realizarse desarrollando de manera prácticamente profesional actividades de su interés y que de otro modo no podríallevar a cabo, aumentando la autoestima de los prestadores de servicios y de los receptores que no sienten que se les esté ofreciendo caridad, ya que pueden llevar a cabo intercambios justos –imaginemos un desempleado que tiene un hijo que necesita fisioterapia y no puede costeársela pero que es capaz de aportar a la comunidad sus habilidades en mil terrenos.
Cada banco de tiempo suele estar asociado a una comunidad pequeña –una provincia, una ciudad, un grupo social (jubilados, asociación de padres, etc.), si bien es cierto que todos estos bancos se suelen reunir en unidades mayores y que permiten disfrutar de este intercambio social en una escala mayor. Es evidente que para que este sistema funcione es necesario que quienes entran a formar parte de la comunidad lo hagan de buena fe y con el firme propósito de llevar a cabo los servicios que ofrecen. Por ello, este sistema se basa en la confianza y la buena fe de los individuos que lo integran y en el propósito de crear comunidades más fuertes y con una red de apollos amplia de la cuál carecemos en la actualidad por la globalización de la economía, la tendencia al aislamiento y la necesidad de disponer de recursos monetarios en caso de querer acceder a determinados servicios y/o bienes que de otro modo quedarían completamente fuera de nuestro alcance. Es un sistema económico complementario –no puede sustituir al actual pero palía siempre que se aplica los desequilibrios originados por el sistema económico vigente.
Por último, termino esta entrada que ha resultado ser demasiado extensa –al menos eso parece- con algunos enlaces a webs que podrían resultar de interés para quienes hayáis llegado al final de mi exposición:

¡Espero que saquéis provecho a esta idea o que al menos le deis vueltas a la cabeza!

Presentación y objetivos

Qué fácil parece redactar la primera entrada de un blog, cuántas ideas se acumulan en la cabeza de quien escribe y lo difícil que resulta luego plasmarlas…

Como habréis podido observar en el título y la descripción del blog, me llamo María Teresa Cobo y soy fisioterapeuta.  Hace mucho que ando dando vueltas a la creación de este espacio, ya que mi intención no es redactar artículos científicos o técnicos para relacionarme con mis restantes compañeros de profesión –ya hay muchos blogs de este tipo administrados magistralmente por otros fisioterapeutas. Este blog va dirigido fundamentalmente a mis pacientes actuales y futuros o a los futuros pacientes de otros profesionales que quieran entender qué quiere decir su médico cuando despreocupadamente le dice: “tiene usted una tendinitis”, “sólo tiene un esguince y eso se cura solo cuando le quitemos la venda”, “usted tiene lumbago”, etc. También intentaré informar acerca de temas de interés para   todos en cuestiones sanitarias y tengo en mente tratar temas relacionados con discapacidad/diversidad funcional, dependencia, etc. Os hablaré también de algunas técnicas de tratamiento utilizadas por los fisioterapeutas, de actividades físicas recomendables según las circunstancias, de preparación al parto y recuperación postparto… ¡Es tan amplia nuestra profesión y tantas las formas que tenemos para intervenir sobre la salud de manera positiva!

Puesto que la intención de este blog es comunicarme con actuales o futuros usuarios de servicios de fisioterapia, es importante que me hagáis llegar aquellas cuestiones que os son de interés y que pueda tratar en este espacio, así como todas las preguntas que se os ocurran relacionadas con los post que iré publicando en lo sucesivo. Bajo cada uno de los post podréis dejar comentarios y podréis plantearme cuestiones más personales o proponerme temas de interés para vosotros en el correo:

info@mtcfisio.com

Por último, señalar que lo que aquí se expone sólo puede ser orientativo y nunca podrán sustituir las informaciones aquí expuestas al diagnóstico y tratamiento de otro profesional de mi ramo o a los diagnósticos realizados por sus correspondientes médicos, ya que cada caso es un mundo y sólo quienes evalúan directamente la situación del usuario del servicio saben realmente cuáles son sus necesidades y circunstancias.

Sin más, declaro abierta esta pequeña puerta para la comunicación y la difusión de la fisioterapia. ¡Sed todos bienvenidos a este blog que es más vuestro que mío!